LA ESTRATEGIA DE LA NUEVA ERA


La Nueva Era es la llamada era de acuario que sustituyó a la era de píscis, de acuerdo a los postulados esotéricos. Según éstos la NE viene asociada con un énfasis sobre la comprensión individual y el conocimiento directo. La bestia primera o NOM pretende que en muy poco tiempo la NE sea la única religión en el mundo.
El trabajo del NOM con la NE inició a principios del siglo XX, cuando fueron implantadas las primeras escuelas del pensamiento.
En 1937 escribió El Tibetano un ensayo llamado Grupos simientes de la NE, el cual trata de lo que en aquella remota época, comenzaba a gestarse en el mundo, como escuelas incipientes de adoctrinamiento de esta tendencia. Sólo que no se iba a conformar con ser solo una tendencia, sino que buscaría implantarse como la única fuerza doctrinal en el mundo. Escribió el tibetano que estos grupos simiente son embrionarios y, por lo tanto, análogos a las simientes en germinación; su actividad es actualmente dual. Cada simiente demuestra su vida mediante evidencias de su vida externa y actividades internas, y dichos grupos simiente no son la excepción a esta ley universal. Su actividad se evidencia por su relación recíproca y con la Jerarquía.
Esto pertenece al mundo del ocultismo y del esoterismo, así que no es descabellado pensar que tal Jerarquía esté gobernada por Satanás. Pero, ¿por que habría de interesarnos esto a nosotros los hijos de Dios? Mucho, porque es bíblico que Satanás viene en búsqueda de los santos y su manera de atacar a los santos, es atacando a la iglesia.
La Biblia dice: Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios (1 Timoteo 4.1). Fíjese que acá se habla de cristianos, porque si no lo fueran porque habrían de apostatar de la fe. Una persona que no cree no apostata. Dice que estos creyentes apostatarán de la fe, porque escucharon doctrinas de demonios.
Entonces es de suponer que la NE intentará introducir doctrinas de demonios en la iglesia, a fin de que los santos caigan en el engaño.
En 1938 El Tibetano escribió en LA TAREA INMEDIATA lo siguiente: Los grupos simientes que funcionarán en la nueva era están ahora en una etapa de oscuridad y crecimiento y en proceso de expansión, trabajando silenciosamente. Sin embargo esta etapa es muy importante, pues si las simientes son sanas, la capacidad para echar fuertes raíces hacia abajo y penetrar lenta y firmemente hacia arriba en la luz, contribuirá adecuadamente a introducir la nueva era que está sobre nosotros. Les llamaré enfáticamente la atención sobre este hecho. La nueva era está sobre nosotros y presenciamos los dolores del parto de las nuevas cultura y civilización, y esto se está llevando a cabo. Lo viejo e indeseable debe desaparecer y, de estas cosas desagradables, el odio y el espíritu de separación deben ser los primeros.
Fíjese el propósito de echar fuertes raíces hacia abajo, y penetrar firmemente hacia arriba en la luz, todo con el propósito de introducir la nueva era que está sobre nosotros.
Para la época que escribía El Tibetano el mundo acababa de salir de la primera guerra mundial, y había cierto caos en el mundo. Visualizaba este hombre que tal situación de caos podría ser solucionada si en cada país se encontraba a una o dos personas que fuesen oídas. Estas personas reclutadas por la NE, conformarían el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, quienes con mucha paciencia introducirían el mensaje. Este grupo es lo que conocemos ahora como el club Bilderberg, el cual funciona para implantar el NOM. Sus miembros supervisan o introducen la nueva era y son testigos de los dolores del nacimiento de la nueva civilización y la llegada a la manifestación de una nueva raza, una nueva cultura y una nueva perspectiva mundial. El trabajo es necesariamente lento, escribió El Tibetano.
En enero de 1939 escribió El Tibetano que las causas del caos mundial se originaron en el reino de las energías y fuerzas. Para los budistas el centro del todas las fuerzas y energías está en Shamballa, el cual es un lugar que nadie sabe donde está, y al que sólo se puede llegar de una manera no natural. Desde Shamballa dice El Tibetano se busca lo siguiente:
La destrucción de lo indeseable y obstaculizador en las formas mundiales actuales (gobierno, religión y sociedad).
b. La fuerza sintetizadora que une lo que hasta ahora había estado separado.
Acá se resume en la pluma de El Tibetano en 1939, los propósitos fundamentales del NOM:
  1. Eliminar toda forma de gobierno, para implantar uno solo
  2. Eliminar las divisiones sociales y construir una sola formada por borregos, rendidos a los pies del NOM
  3. Eliminar las religiones conocidas, para implantar la NE.
  4. Unificar al mundo alrededor de estos tres propósitos.
El Tibetano aseguró en 1939 que el propósito de la Jerarquía era poder lograr que para finales del siglo pasado estos objetivos hubiesen sido alcanzados. Ya pasamos el siglo pasado, y hemos entrado en la segunda década del XXI.
En LA CAUSA OCULTA DEL DESORDEN EXTERNO escrito en 1939 El Tibetano culpa a dos grupos de la situación mundial: El primero de ellos corresponde a las fuerzas del materialismo, que afluyen a los tres mundos, desde las así llamadas "Fuerzas Oscuras" o Logia Negra, y el segundo son los judíos.  
¿Quienes son La Logia Negra? Según El Tibetano son aquellos que bloquean deliberadamente la afluencia de lo nuevo y dador de vida; trabajan para impedir la comprensión de lo que pertenece a la nueva era; se esfuerzan en conservar lo familiar y antiguo, en contrarrestar los efectos de la cultura y la civilización venideras, en enceguecer a los pueblos y nutrir constantemente los existentes fuegos del odio, de la separatividad, de la crítica y de la crueldad.
No podemos decir que este grupo sea exclusivamente la iglesia, porque acá tenemos que considerar todo lo que signifique una manifestación cultural, que incluya conocimiento, y que haya sido trasmitido generacionalmente. Los hallazgos arqueológicos entran en esta definición, y caerían en el rango de Fuerzas Oscuras. Pero, si alguna asociación ha trasmitido generacionalmente conocimiento, el cual ha perdurado a través de los siglos es la iglesia y el pueblo judío. La Biblia es el resumen de una tradición generacional, que ha permanecido inmutable desde hace más de 5.000 años.  Esto no le conviene a Satanás quien es el líder de la Jerarquía y de Shamballa, por cuanto la introducción de un solo gobierno en el mundo requiere de un cambio de lo doctrinal. Todo lo que tenga que ver con lo dicho en La Biblia tendrá necesariamente que ser cambiado, para poder introducir los elementos doctrinales que requiere el dragón para poder introducir al anticristo en el mundo. La iglesia, para Satanás, es parte de las Fuerzas Oscuras, de las que habla  El Tibetano, que deberán ser quitadas del medio, para que pueda sobrevivir la Nueva Era y su líder el hijo de perdición.
Una de las fases del Proyecto Blue Beam, contempla el desarrollo de una estrategia tendiente a desvalorizar todos los hallazgos arqueológicos conocidos hasta ahora, para sembrar nuevas tendencias y valores científicos. Los nuevos hallazgos desvalorizarán lo conocido. No es de extrañar entonces, que los manuscritos que han servido para sostener los principios bíblicos que animan nuestra fe, sean desvalorizados por causa de “nuevos hallazgos”.
La iglesia e Israel son los objetivos inmediatos del demonio, según lo ha expresado El Tibetano, y tenemos que poner mucha atención a este asunto. Para Satanás el trabajo de la iglesia y de los judíos es con la intención de generar odio. Pero, no es odio, sino la verdad bíblica de que él representa la maldad, la verdad de que es enemigo de Jesús, y la verdad de que quienes le siguen y obedecen irán al infierno. Esto escribió El Tibetano:     Estas fuerzas, en lo que concierne a los pueblos inteligentes del mundo, trabajan insidiosamente y engalanan su esfuerzo con bellas palabras, y conducen, hasta a los discípulos, a manifestar odio a personas e ideologías, nutriendo las ocultas simientes del odio que existen en muchos seres humanos. Aventan hasta el ensañamiento, el temor y el odio que hay en el mundo, en un esfuerzo por conservar lo anticuado, haciendo que lo desconocido parezca indeseable y deteniendo las fuerzas de la evolución y del progreso para sus propios fines, los cuales son tan inescrutables para ustedes como lo son los planes del Regente de Shamballa.
Lo anticuado representa los valores morales que están en la Palabra de Dios. El Señor Jesús dijo; Cielo y Tierra pasarán mas mis palabras no pasarán. (Mateo 24:35; Marcos 13:31 y Lucas 21: 33), de manera que esto es una verdad que el diablo no podrá cambiar. En un comentario dirigido hacia sus discípulos, acerca de estas fuerzas oscuras, El Tibetano, les dice que el problema de las fuerzas oscuras debe resolverlo La Jerarquía, y no los grupos esotéricos. Ni siquiera el diablo puede resolver el asunto de la iglesia en el mundo, este asunto le corresponde sólo a Dios.
Lo que si ha hecho el diablo es atacar a la iglesia desde adentro. No la puede quitar del medio, es decir no la puede sacar del mundo, pero si puede infiltrarla. La manera de hacer esto es mediante doctrina de demonios, como ya hemos dicho.
Pablo alertó a Timoteo, acerca de los que buscarán quienes tendrán comezón de oir y buscarán quien le enseñe acerca de lo que le incita su concupiscencia. Él dijo: vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. (2 Timoteo 4:3-4).
Esto lo ha de aprovechar el diablo, y ya lo ha hecho.
No duermas, despierta iglesia. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL SEXTO SELLO:

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO