Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

LA VISIÓN DE JOE BRANDT (1937)

Imagen
El hombre que escribió esto fue un amigo personal del publicador en aquel entonces. El artículo es dado como él lo escribió en 1937, en escritura al estilo de un chico adolescente. Él se había caído de un caballo a la edad de 17 años y durante días tuvo una concusión. Durante este periodo un sueño continuo llegaba noche tras noche. Era como si él estuviese viendo un terremoto e inundación tremendos en California y otras partes del mundo.  Joe Brandt también había escrito, aún mareado, a lo largo de estos días mientras se recuperaba en el hospital, acerca de la localización de varias fallas, estrato de roca, movimientos terráqueos—tanto material que un geólogo de muchos años apenas podría atreverse a tal trabajo. El chico no sabía nada de geología o de la posibilidad de un terremoto.
Hay cinco puntos a considerar cuales elevan este sueño/visión fuera de la clasificación de una pesadilla nocturna ordinaria, y la gran gavilla de escritos diurnos de datos de geología fuera de lo ordinari…

LA RESURRECCIÓN Y EL ARREBATAMIENTO. (Parte 3)

La voz de arcángel, la trompeta:
Pedro escribió en 1 Pedro 4:6 lo siguiente: Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios.

La Escrituras dicen que el Señor descendió al lugar de los muertos para predicarles el evangelio. Y ¿que sentido tendría hablarle del evangelio a los muertos, si ya estos tienen su sentencia dictada? Es decir si ya los muertos no tienen ninguna posibilidad, no hay razón para que se les predique. Pero el Señor, con ocasión de su muerte, descendió al Seol para hablar con gente que nunca habían oído de él.

Esto quizá sea difícil de aceptar, pero aun hay esperanza para los que murieron antes que el viniera, para los que nunca supieron de el. Pero también hay esperanza para quienes habiendo oído de el, y habiéndoles recibido,vivieron desordenadamente y fallecieron en sus pecados. Esto no aplica para quienes le rechazaron abiertamente, prefirieron a Satanás, y …