lunes, 18 de noviembre de 2013

CRISTO VIENE YA

LOS EVENTOS: Uno ve que algunos escriben, y otros dicen: CRISTO VIENE YA, y esto es cierto. Pero lo que preocupa es que, la mayoría, lo dice con mucha alegría. A mi también me alegra, y ¿a quien no? saber que al fin estaremos con el Señor, y para siempre. En esto estamos de acuerdo todos, anhelamos que Él venga a buscarnos.
El problema está (porque sí lo hay), en todos los acontecimientos previos, durante el proceso y posteriores a su venida.

ACONTECIMIENTOS PREVIOS: Es aquí donde existe el desacuerdo con las iglesias evangélicas. Para definirlo, debemos revisar la amplísima cantidad de información disponible.
En Marcos 13:29 (Y Mateo 24:32,33) el Señor dijo: “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros cuando veáis que estas cosas suceden, conoced que está cerca, a las puertas”.
¿A que se refería el Señor Jesús cuando dijo: “conoced que está cerca” Pues, esta fue la respuesta, después de una amplia explicación, a la pregunta de los apóstoles Pedro, Jacobo, Juan y Andrés: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas? ¿Y qué señal habrá cuando todas estas cosas hayan de cumplirse? Jesús les estaba hablando del final de este tiempo, y de Su regreso (Parusía).

El Señor les dijo: “Cuando la rama está tierna, y brotan las hojas, ya el verano está cerca”, queriendo significar con este símil que, si el verano corresponde a Su Venida, la rama tierna son los eventos que el menciono.

¿Cuáles son estos eventos?
1. Vendrán muchos diciendo “Yo soy el Cristo”. Esto tiene especial significación para el pueblo judío, por cuanto ellos aún esperan por el Mesías. Y a personas del pueblo judío está hablando Jesús, aunque Pedro, Juan, Andrés y Santiago reconocían que Jesús era el Mesías.
2. Guerras y rumores de guerra. En este momento el Señor advierte: “Aún no es el fin”.
3. Terremotos, hambres, alborotos, y luego vuelve a advertir: Principios de dolores son estos. Es decir, si es principio de dolores, es porque aún no es el parto. De nuevo volvemos a analizar, si los dolores son los acontecimientos, entonces el parto es Su Venida.

Cualquiera puede decir en este momento: Pero estas cosas ya han pasado, porque desde donde tengo memoria esto está sucediendo. Y es cierto, excepto porque la número 1 aún no ha pasado. Y si ésta no ha sucedido, entonces de la 2 y la 3, deben tener un significado distinto al que estamos acostumbrados. Y es así, porque la guerra de la que habla acá, no es cualquier guerra. Esta es la guerra contra Israel. (la Biblia habla, en algunos pasajes de esta guerra, y Zacarías la pone en punto determinante, porque será en esta guerra cuando Israel se convertirá a Jesús.

LA GRAN TRIBULACIÓN: En Mateo 24: del 9 en adelante se lee lo que será la gran tribulación, lo cual dará lugar a la ira de Dios sobre los hombres impíos. Esto es lo que dice 2 Tesalonicenses 2: 3-10. Lo que no han entendido las iglesias evangélicas es que la GT es necesaria, porque por ella el “justo juicio de Dios” será sobre aquellos que persiguieron y atribularon a sus santos. El Señor dijo: “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre” (Mt 24:9). Luego dice: “Muchos tropezarán entonces”. Esto es la apostasía no conocida hasta ahora, excepto por Pedro cuando negó a Jesús. Muchos hallarán tropiezo en Jesús, porque queriendo conservar sus vidas, negarán haber conocido a Jesús. Por no querer sufrir castigo los “cristianos” entregarán a sus propios hermanos. El Señor lo dijo: “y se entregarán unos a otros” (Mt 24:10). Luego entre cristianos habrá quien odie a “su hermano” (Mt 24:10). Habrá tanta maldad en esa época, que las gentes tendrán temor de todos. Si alguien necesita ayuda no se le dará, por miedo. El amor se enfriará.
Los falsos profetas: Estos se levantarán durante la GT. Su capacidad de operar milagros será asombrosa, y siempre irá orientada a mantener al pueblo encantado, hacia el aC.
Esto durará siete años, “pero el que persevere hasta el final será salvo” (Mt 24:13).
Esta temporada de horror, comprende los 5 primeros sellos de Apocalipsis. Pero luego de estos siete años de sufrimientos, durante los cuales los santos serán perseguidos, asolados, encarcelados, torturados, y muchos asesinados (mediante decapitación u otras formas), vendrá el Señor Jesús.
El engaño: La iglesia evangélica ha enseñado que los santos serán arrebatados, antes que estas cosas pasen, lo cual no ocurrirá así, de esa manera. ¿Pero de donde viene tal engaño? Pues precisamente de la iglesia evangélica, porque al comienzo no era así. Los cristianos del primer siglo sufrieron persecución durante más de dos siglos, y durante ese tiempo creían que el Señor ya venía ¿Por que?;  porque así habían sido enseñados, al punto que Pablo escribe la 2da carta a los Tesalonicenses para advertirle que el Señor aún no venía, porque antes debía venir la apostasía ( 2Ts 2:3).
Después de la Gran Tribulación: Ocurrirá que después de aquel estado de caos que vivirán los santos durante la GT, sucederán acontecimientos asombrosos que incluirán el cosmos. Esto dice Mateo 24: 29; “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas”. Estas cosas pasarán cerca de terminar los siete años de tribulación, y justo un poco antes de la venida del Señor. Marcos 13: 24, 25 dice: “Pero en aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias que están en los cielos serán conmovidas”. Lucas es aún más explícito cuando dice: “Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas”. (Lc 21:25,26). Sobre el mismo momento Apocalipsis 6:12-14 añade: “Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.  Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar”.
Después de la GT muchos meteoros y cuerpos celestes caerán sobre el mundo, impactando sobre el mar, y sobre la tierra, destruyendo ciudades y haciendo que el mar envíe olas enormes sobre las islas, haciendo que éstas desaparezcan. Es la forma como Dios comienza a mostrar su ira, sobre los hombres.
LOS CIELOS SE VERÁN: Apocalipsis 6: 14 dice: “Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla”, y luego añade  los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie? Entendemos, entonces que, será posible mirar LA VERDAD OCULTA, durante miles de años. La ira de Dios por lo que han hecho con Sus santos, hará posible que se vea al Cordero de Gloria. Esta es la señal de la que habló el Señor en Mateo 24:30. Los sufridos de Dios, quienes no aceptaron ser marcados por la bestia, tienen el mayor protagonismo en el final de los tiempos, y en la época posterior.

LA VENIDA: Después de aquellos acontecimientos terribles, sucederá que se producirá lo esperado: LA PARUSÍA. Así dice: “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria”. “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria (Lc 21:27). “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (Mt 24:30). Acerca de este momento dice Apocalipsis: “Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra”. (Apocalipsis 14:18,19).
Luego cuando Jesús aparezca en las nubes, vendrá el ascenso de los santos, para encontrarse con el Señor Jesús en las nubes, como dice 1 de Tesalonicenses 3:16,17  “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.  Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”. Mateo 24:31 añade: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”. Y Marcos 13:27 “Y entonces enviará sus ángeles, y juntará a sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo”. Apocalipsis 14:14-20 también incluye este tiempo.

LA SELECCIÓN: Un tema del cual no se habla mucho en las iglesias es el de la selección ¿Qué es la selección? Dios escogerá a un grupo dentro del reino, que son los que cumplieron, y desechará a otro que fallo.  Hay algunas porciones de La Palabra, que tiene que ver con este tema. Mencionaré dos. Una es la de la parábola del trigo y la cizaña, y la otra es la de la pesca (Mt 13).
En el caso del trigo y la cizaña, el Señor dijo: “Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero”. La cizaña es monte, es paja, y por eso al secarse se usa para quemarla. Esto es un ejemplo que figura el infierno, y la cizaña son los hijos de Satanás. En cambio la mies, es una figura de los santos, y serán guardados en el granero de Jesús, que es el cielo. En el caso de la pesca leemos: “Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces;  y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera. Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes”. Los malos acá no son los que no creen en Jesús, ni en Dios, porque, de hecho, más bien Le aborrecen. Los que no creen en Jesús, no pueden ser parte de estos, porque no forman parte del reino de Dios habiendo sido condenados desde siempre. Por eso no podrían estar en la misma red. Los malos acá son aquellos que entraron al reino, porque confesaron a Jesús, pero luego tomaron actitudes hipócritas, mostrando sus verdaderas intenciones, que más bien sirvió de tropiezo para muchos. En Apocalipsis 14 al proceso de selección, se lo define en dos momentos. El primero es llamado “la siega”, y es cuando se recoge el trigo. Esta definición se parece mucho a la del trigo y la cizaña. EL otro momento es el de la vendimia, cuando son recogidas las uvas y puestas en el lagar de Dios, para ser pisadas. Y dice que la sangre llegó hasta el freno de los caballos. Mateo 25 define este momento como la selección entre los corderos y las cabras. Los malos en este caso son los que no tienen amor. Son los que nunca ayudaron, a nadie. Sin duda el amor es un elemento determinante.
Daniel menciona este momento. En Daniel 7 dice: Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente.
Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos ¿Para que fueron abiertos? Pues para el juicio ¿Cuál juicio? El del reino, el de los que están dentro del reino. No del mundo, porque el juicio del mundo, por incredulidad,  fue dado de antemano (Marcos 16.16). Acerca de este momento habla Apocalipsis 20:11-15. “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”.

DESPUÉS DE LA SELECCIÓN: Al ser eliminados todos los que no estaban escritos en el libro de la Vida, el Señor Jesús se queda con aquellos que cumplieron con Su Voluntad, y es con esto con quienes ha de gobernar ¿Qué pasará con ellos? Isaías 26 nos dice en los versos 19-21: “Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán !Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos. Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos. Acá vemos que el verso 19 habla del momento de la resurrección, y en el 20 se les invita al pueblo de Dios, a entrar y cerrar la puerta ¿Cuál puerta? Pues la de sus aposentos. Se entiende que después de la selección, los santos irán al paraíso, a esperar el tiempo de la ira. Ésta se encuentra en Apocalipsis 16, que trata acerca de las copas de la ira de Dios.

LUEGO DE LAS COPAS DE LA IRA: Algo que no he mencionado hasta ahora, es lo que corresponde a quien ejecutó todas las acciones que reseñamos al comienzo, que se convirtieron en acciones contra los santos. Esto es lo que el capítulo 13 de Apocalipsis y Daniel 7 llama “La Bestia”. Es una forma de autoridad sobre la tierra, que destruye lo que queda debajo de sus pies. Sabemos que esta bestia se le conoce como el Nuevo Orden Mundial o Bilderberg, formada por Illuminatis-Masones, amparados por el papado de la iglesia católica. Estos son los que Apocalipsis menciona dice: “Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero” o como dice mateo 24: 30 “y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra”. Daniel dice, acerca de esto: “miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego”. Al ser quitada del medio la bestia que persiguió a los santos, vendrá el tiempo del reinado de los santos, junto con Cristo. Sobre esto Daniel (7:18) dice: “Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre”. Sin embargo en el 13 y 14 leemos que a Jesús se le había dado el poder y autoridad; “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran;  su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido”. Sobre esto Apocalipsis dice: “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años”.

DESPUÉS DEL GOBIERNO DE 1000 AÑOS: Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.
Este será el final de Satanás, quien irá a parar al lago que arde con fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Amen.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

TODOS SON IGUALES

El Universal (diario venezolano) anunció ayer 5 de noviembre de 2013, que el gobernador del estado Miranda (zona central del país, que forma parte del área metropolitana de Caracas) Henrique Capriles Radonsky viajó hacia El Vaticano para reunirse con el papa Francisco. Ya el señor Maduro, presidente de la república, lo hizo el 17 de junio, próximo pasado.
¿Por qué lo hacen? Para muchos la audiencia del papa, significa casi lo mismo que reunirse con Dios, porque él es eso, más o menos, para esta humanidad. Pero para los políticos podría significar más que eso. Muchas personas se rinden ante el poder del Vaticano, y allí quedan incluidos presidentes, reyes, príncipes, primeros ministros, empresarios, y todos aquellos que de una u otra manera ejercen autoridad y poder. Por los salones del Vaticano hemos visto desfilar a cuanta persona influyente existe, desde políticos hasta religiosos, e inclusos religiosos protestantes han hecho su fila para ver al “santo padre”.
Pero ¿qué busca un político, o una persona influyente cuando visita al papa? ¿Su bendición? Para el gran conglomerado, ciego a lo que ocurre en los sótanos de la “santa sede”, las visitas al papa significan recibir la “bendición de Dios”, porque le creen conectado con el Creador. Pero para el político es más que eso… es buscar dirección.

Ni derecha ni izquierda, ni comunismo ni capitalismo, escapan al poder de Roma. Todos son iguales. Quizá usted no lo sepa, amable lector, pero en las cuatro paredes de una oficina del Vaticano se planifica la dirección del mundo. Allí se encuentra el gobierno masónico-Illuminatis dirigido por el papa, quien no es religioso, ni santo, ni padre, ni nada de esto, sino un individuo guiado por Satanás, quien busca el máximo poder en todo el mundo. Él quiere el trono del máximo gobernante sobre la tierra, y todos seguirán rindiéndose delante de él.

Francisco, cuyo nombre verdadero es Jorge Mario Bergoglio, fue electo el 13 de marzo de 2013 en la quinta votación efectuada durante el segundo día de cónclave, después de la renuncia de Benedicto XVI, quien aún vive y ejerce el cargo de papa emérito. Jorge Mario es jesuita, es decir pertenece a la compañía de Jesús, y fue ordenado sacerdote en 1969, ocupando como superior provincial jesuita en Buenos Aires. De hecho Francisco es el primer papa jesuita.
Según el Dr. Alberto Rivera, ex jesuita de alto rango, que posteriormente se convirtió a Cristo, y que ya partió con el Señor, tanto la Francmasonería como los Illuminati, así como una lista casi interminable de siglas y grupos, no son sino creaciones de los Jesuitas. Ignacio de Loyola, fundador de la Orden de los Jesuitas, creó también los Illuminati, poniéndola bajo la cobertura de la institución romana católica.

La intención de Loyola era que los Illuminati fueran capaces de llegar a controlar la economía mundial, la banca internacional, las fuerzas militares; así como a ser maestros en toda suerte de poder de
brujería, controlando las religiones del mundo, con la finalidad de que la humanidad entera se arrodillara y sirviera al papa de Roma. Según Rivera, la Orden trabaja con los brujos a nivel mundial. No en vano la Biblia nos dice que la gran ramera de Apocalipsis 17, es la “madre de las abominaciones de la tierra”.
Cuando empezó a divulgarse que Loyola había fundado los Illuminati, los jesuitas hicieron que otro miembro fiel llamado Adam Weishaupt (jesuita bajo el juramento extremo e inducción), fingiera dejar la Orden Jesuita y afirmara ser el originador de los Illuminati en Baviera, el 1 de mayo de 1776. Esto fue hecho para que el mundo creyera que no existe conexión entre los Illuminati y el sistema católico romano.

El grupo Vaticano-masones-Illuminatis se reúne una vez al año, de manera oficial bajo el nombre de Clan Bilderberg, y el papa no aparece por ningún lado. En Bilderberg no puede, ni debe, aparecer el papa, porque sería demasiado evidente. El debe permanecer en el Vaticano, aparentando ser el “vicario de Cristo” o el “representante de Dios en la tierra”, mientras en los espacios públicos, “reparte bendiciones”, oficia misas, y recibe a personajes así en los oscuros sótanos de su sede, se decide la suerte de mundo. Todos le obedecen, desde el presidente de los EEUU, como el de Rusia, pasando por todas las naciones poderosas del mundo. Y mientras “eleva una plegaria por los pobres del mundo”, esos mismos pobres son cada día más pobres, y mueren sin piedad. Los papas no van a África, o lo hacen muy poco, sin embargo son vistos en naciones y continentes pudientes, donde su influencia notoria seguramente redundará en recompensa política y poder. Los papas no van a África, ni re reúnen con presidentes de ese continente, porque allí no hay petróleo, ni riquezas, ni influencia. Ellos se reúnen con gente de poder, donde pueden desarrollar poder. Mientras tanto Bilderberg, que recoge en sí mismo a las cabezas del mundo, imparte instrucciones, sobre lo que ha de ser hecho. Por ejemplo, el plan para mermar la confianza en las poderosas economías del mundo, como algunas europeas, y ahora EEUU ha dado resultado. Una caída en la economía de USA sería un gran descalabro mundial.

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonsky, ferviente católico y político de gran proyección, no dudo en acudir a Roma, cuando recibió la carta de invitación de  Bergoglio ¿Conocerá este político de las intrincadas redes de poder, del gobierno bajo las sombras? ¿O simplemente acudió como corderito, ante el llamado de su pastor? Es posible que sea esto último, pero cuando llegue allá, a lo largo de los pocos minutos que dure su reunión, sabrá del hombre más poderoso sobre la tierra: el papa Francisco y sabrá lo que debe hacer. Los lineamientos están definidos con más de dos siglos de anticipación, y todos tienen que sujetarse. Henrique los conocerá, y decidirá si responde o no. Mientras tanto, se presenta, ante la oficina papal cargado de idolatría, como suele hacerse en Roma...quizá así le agrade.

GRETA THUMBERG

Esta reseña fue escrita por Tabhita Within para "Medium-Ambiente", para The New York Times El viernes 15 de marzo de 2019, 1...