Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

LA RESURRECCIÓN Y EL ARREBATAMIENTO. (Parte 4)

Otros Eventos que confirman:
1 a los tesalonicenses 4:16, 17 dice: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero”. Pongamos atención acerca del capítulo 19 de Apocalipsis. Los versos ubicados entre el 1 y el 8 dan cuenta del momento cuando Dios es alabado, por causa de la condenación a la gran ramera. Allí dice: “!!Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro;  porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. Veamos que a la gran ramera se la acusa de: A.Corromper a la tierra con su fornicación. B.Ha derramado la sangre de los siervos de Dios. En el capítulo 17 dice: “Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los morador…

LA RESURRECCIÓN Y EL ARREBATAMIENTO (Parte 2)

En esta carta de Pedro están contenidos hermosos misterios, de los cuales ya hemos hablado. Uno que define perfectamente lo que venimos diciendo es lo siguiente: “A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan; pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.  Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios (1 Pedro 4:4-6). Lo que venimos sosteniendo es que la resurrección se produce primerísimamente (la palabra griega “proton”, es un adjetivo en grado superlativo, en un lugar en el que nada hay antes): es decir antes de todas las cosas, al sonido de la voz del Señor. Esta resurrección será de todos los que murieron en el Señor, pero algunos lo harán para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua, como dice Daniel (o como dijeron el mismo Señor Jesús y Pabl…

LA RESURRECCIÓN Y EL ARREBATAMIENTO (Parte 1)

Recientemente leía 1 a los Tesalonicenses 4:16,17 y, de pronto, tuve una ccomprensión diferente de este par de versos. Al introducirme en la investigación comencé a descubrir una serie de elementos, que antes no tenía. Es que la mayor parte del tiempo uno solo lee, pero no indaga. La lectura es buena, pero indagar es mucho mejor. Lo que descubrí lo expongo seguidamente. El texto dice así: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.  Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”. Leyendo este hermoso y esperanzador texto me di cuenta de algo: La resurrección y el arrebatamiento no necesariamente son eventos inmediatos; es decir que ocurran en el mismo momento. Siempre hemos creído, al leer este texto que, cuando los muertos resuciten ascenderán, …