EL EVANGELIO ETERNO III PARTE.

Esto es la continuación de una serie de estudios que hemos venido haciendo, relacionados con el anuncio profético acerca de la predicación del evangelio eterno, que fue anunciada en Apocalipsis 14. El contexto de este escrito está ubicado en los días de la persecución del final de los tiempos,  y por ello nos interesa.

Así dice:

"Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas".

El evangelio eterno tiene que ver con las cosas que sucedieron al inicio de todo, cuando aún los cielos y la tierra no habían sido creados,ni el hombre adámico aún existía. Estos eventos que podríamos llamarlos "La rebelión de Satanás", marcaron y definieron todas las cosas que habrían de suceder. Desde aquel momento Dios definió la salvación de toda la humanidad, y la derrota de Satanás. 


LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD

Transcurrían los primeros días del recién creado mundo, cuando sucedió algo extraordinario: los ángeles se allegaron a las mujeres de la raza adámica y concibieron en ellas. Esto aparece en Génesis 6, donde dice: 


 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

Existen argumentaciones en cuanto a que los "hijos de Dios" a que se refiere este texto son los descendientes de Set. Sin embargo esto parece poco posible. Las escrituras no hablan de que la generación de Set hubiese sido contaminada con mujeres fuera de la línea santa. 
En cuanto a que lo hombres superiores o ángeles son llamados "hijos de Dios" hay suficientes testimonios. Citaremos dos de ellos:

Job 1: dice:

Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.

La frase en Génesis 6:2 para "hijos de Dios" es hā·’ĕ·lō·hîm ḇə·nê que es lamisma usada en Job 1:6. El término original para hijo es  בֵּן "ben" y esta es la misma palabra usada en Génesis 6:6 (ḇə·nê). De tal manera que habiendo coincidencia en la fonética, despejamos un poco la duda acerca de quienes podrían ser estos hijos de Dios que fecundaron a las mujeres de los hombres.  
En Job 38.7 leemos:


Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios?

La frase usada acá es    ĕ·lō·hîm ḇə·nê , cuya diferencia con la anterior está en que elimina la partícula ha, que es el artículo determinado "el". Es decir en Job 6.2 dice los hijos de El Dios, en tanto que acá nos dice los hijos de Dios. Así pues en cuanto a la estructura fonética hay coincidencias. Los hijos de Dios que se regocijaban cuando Dios creaba el firmamento, tuvieron que ser sus ángeles (u hombre superiores) porque para ese momento aún (enfática y precisamente) la tierra y en consecuencia la raza humana no había sido creada.

Que los hijos de Dios son ángeles queda confirmado cuando Job 38.7 les llama, también, las estrellas. Isaías 14. 13:

Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.

Este texto habla de Satanás (al igual que Ezequiel 28) y en este caso particular del momento de la sublevación. Satanás pretendía colocarse en el lugar de Dios, y ser admirado por los ángles (estrellas de Dios). La pretesión de Satanás era ser "semejante al altísimo".
Otro texto que se refiere a los ángeles como estrellas es Apocalpsis 12:3,4 que dice:

 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra.

El dragón escarlata es Satanás y las estrellas que fueron arrastradas por su cola, son los ángeles. Más adelante dice:

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Así pues las estrellas del cielo o de Dios son los mismos hijos de Dios. Estos fueron los ángeles que se allegaron a las mujeres del mundo, cuando las vieron hermosas. Y ¿como podría un ser espiritual, que no tiene las intenciones de la carne, sentir deseo por una mujer, a menos que sea hombre?. 
Esto confirma lo que ya Ezequiel 28, en los versos 2 y 9 había diche: pues tú hombre eres. Si Satanás es hombre, entonces los de su misma naturaleza, que son hijos  y estrellas también lo son. Toda la primera creación de Dios fueron hombres... superiores si, pero hombres. Decimos superiores porque ellos tienen atributos (poder, autoridad, señorío sobre planos que no conocemos) que nosotros los que venimos de Adán no tenemos. 


LA GENERACIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS: 

D esta unión de los hijos de Dios con mujeres de este mundo salieron seres híbridos, que fueron gigantes. 
Génesis 6. dice: 

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Esto dio inicio a una raza de seres híbridos, es decir que no son sólo humanos, sino que comparten la naturaleza de hombres - superiores (ángeles) y hombre inferiores o adámicos. Sólo la descendencia de Set se mantuvo limpia y sin contaminación. 

David enfrentó a uno de los descendientes de los híbridos.Un hombre llamado Goliat cuya altura era de seis codos y un palmo; es decir alrededor de 2,90 m. Las Escrituras aseguran que Goliat era filisteo de Gad, en cuya tierra habitaban descendientes de los gigantes. 2 Samuel 21 habla deIsi-benob, Saf, Goliat (otro, no el de David), y un cuarto del cual no se da nombre. De este se dice que tenía 24 dedos contando lo de los pies, y los de las manos. 

En consecuencia los filisteos vinieron a ser una generación de descendientes de híbridos, y sus enfrentamientos contra Israel una lucha entre los hombres - superiores (ángeles) y la raza adámica. No es otra cosa sino el cumplimiento del anuncio profético hecho por Dios Creador en el huerto del Edén, cuando la dijo a Satanás:

"...   pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar"

La simiente de Satanás comenzó en Edén cuando ocurrió el adulterio del cual nació Caín, y la de la mujer viene por medio de Set, descendiente a imagen y semejanza de Adán (Gn 5.3). Este anuncio tuvo un último cumplimiento (ya que la primera parte se cumplió en toda la historia de Israel), cuando el Señor Yahshúa venció en la cruz, aplastando de esta manera la cabeza del hombre - superior (espulsado del primer Edén).


LA EXCURSIÓN ESTRATÉGICA DE MOISÉS: Dios envió a Moisés a lanzar una operación estratégica en tierra de Canaán. (Nm 13.2). Moisés escogió a varones príncipes de Israel, entre los cuales iban Josué y Caleb. Les dijo Moisés: "  subid al monte, y observad la tierra cómo es, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si poco o numeroso; cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; y cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas; y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no; y esforzaos, y tomad del fruto del país. Y era el tiempo de las primeras uvas
AL regresar este grupo presentaron un informe a las autoridades y dijeron: "Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella.  Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac". En otras porciones de las Escrituras se menciona a los hijos de Anac como sinónimo de gigantes. 
En su informe dijeron: "La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos".

Por lo que ellos vieron, Canaán era también una tierra formada por descendientes de los híbridos nacidos de la relación de los hijos de Dios con las hijas de los hombres. Esto nos permite entender la verdad de la historia del mundo, y el porque de la cosas que sucedieron.
Vemos que no se trata de una simple historia, ante eventos que asumimos espontáneos. No, la verdad es que todo se originó en la rebelión del Querubín grande y protector (así llama Ezequiel a Satanás),y de la batalla que se ha estado librando desde entonces, primero en los cielos y luego acán en esta tierra.

Satanás colonizó los lugares disponibles mediante su propia descendencia, la cual comenzó con Caín, y siguió con la fornicación de los hombre . superiores (ángeles), con las mujeres de este mundo.


...Continuará

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL SEXTO SELLO:

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO