SE FUE EL 2016…


No sé si dar gracias a Dios, o no. Haber finalizado este fatídico año es, de por sí un mérito, pero da pánico pensar en qué vendrá el próximo año. Aún tenemos pendiente el aviso de Barack Obama acerca del evento solar que ocurriría a partir del 4 de febrero próximo, en cualquier momento. Claro que sabemos que no es precisamente un evento solar, sino el uso del HEMP que culminaría en un gran apagón mundial.

Otra cosa que preocupa es lo que está sucediendo en la Antártida, lo cual no sabemos a ciencia cierta qué es. Se habla de una enorme grieta de más de 100 km de largo, y algunos de ancho que ha podido ser detectada en esa zona. Pero también se ve extraña  la visita de personalidades políticas y religiosas a la zona. Por allá estuvo Kerry el secretario de estado de Obama y Kiril el patriarca ruso. Quizá lo más notorio sea la visita del ex astronauta Aldrin, de 84 años, quien tuvo que ser sacado de la zona, por causa de una “enfermedad respiratoria”. Aldrin publicaría un tweet (que luego fue borrado) que preocupa: Estamos en peligro…es el mal en sí mismo”. ¿Qué quiso decir con esto?

Por otra parte están los enormes terremotos que sacudieron durante diciembre, y que en el caso de New Zeland provocó que la tierra se partiera en dos, en un sector, y el agua del mar penetrara. Esto es un ejercicio para verificar la precisión y potencia de sus armas y tecnología que es posible producir tal daño.

Al mismo tiempo al asunto de los terremotos se le une lo del clima. Porque no es un secreto que quieren descongelar los polos, dado que la enorme masa de agua allí almacenada, haría subir el nivel del mar en varios metros., sobre todo en las zonas cercanas.

La incertidumbre acerca del año próximo se incrementa, cuando miramos la economía y nos enfocamos en el asunto del precio petrolero. Es cierto que cierra el año con un buen aumento (más de $50), pero la percepción general  es que no hay estabilidad y que así como llegó allí, también podría retirarse. La economía mundial está a un tris de caer.

Así pues que no sabemos que irá a pasar el próximo año. Pero el miedo está allí.


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SEXTO SELLO:

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO