EL DINERO


Quizá de las cosas de acceso común, la más desconcertante de todas es el dinero. ¿Qué es el dinero? Pues nada. El dinero es nada, sólo papel y realmente, en si mismo, no representa nada de lo que dice que vale. Es supuesto que el valor del papel moneda queda representado por un equivalente en oro, que en teoría el banco debería entregarle a usted si lo pidiera. Pero esto nunca sucederá. Usted jamás recibirá el equivalente en oro, de lo que dice el papel que vale. Esto hace un poco dudoso el asunto del negocio, y de la posesión de dinero. El dinero es nada, y la gente se mueve alrededor de él. Hoy día es aún peor que antes, puesto que con la implementación de las tarjetas de crédito o débito, es más difícil ver el oro, puesto que tampoco se ve el papel. Usted seguramente dispone de una cantidad de dinero en el banco. Yo le pregunto ¿lo ha visto usted todo junto, alguna vez? En el mundo moderno, el cual se mueve alrededor de un sistema bancario que no hemos creado, todo parece estar orientado hacia una economía totalmente etérea y poco fiable.
El negocio del manejo de dinero, fue esquivo desde el comienzo. Quizá lo que mejor representaría a una economía sostenible y creíble sería el intercambio de materia prima o cambalache, pero esto es algo que quedó para el siglo XIX. Ya no existe. No obstante, sería más fácil de concebir que una economía fundamentada en algo tan vano como lo es el papel moneda, o la moneda misma. Cuan extraño es que uno pueda poseer, por ejemplo, una vivienda o un vehículo, que son bienes materiales tangibles, cuyo valor es fácilmente demostrable, habiéndolo cambiado por papel (moneda) o metales de menos valor (como la moneda misma). Esto hace que algo extraño rodee el misterio del intercambio comercial. Los cheques, menos confiables que el papel moneda, al final viene a ser lo mismo. Solo papel y su valor el mismo que el del material que esta hecho, pero hasta ahora se ha adaptado perfectamente bien al sistema económico mundial.
El propósito del sistema financiero ha sido desde el comienzo, el que las gentes se acostumbre a varias cosas. Primero poder adquirir bienes de consumo de gran valor, mediante el uso de papel moneda que no vale nada. Segundo que dependa del sistema financiero, hasta el punto de que no pueda vivir si él.
Ahora bien, todo el que lea esto puede, y debe pensar. que tiene todo el derecho del mundo a adquirir bienes de consumo son su dinero (aunque como papel valga nada), porque a fin de cuentas a usted le pagan su trabajo con el mismo dinero. Es cierto, así funciona el sistema financiero mundial. Es un sistema vano, y fraudulento, pero al fin y al cabo se ha mantenido, y ha hecho que muchas gentes vivan muy bien, a costa de otros que viven muy mal.
Esto molesta aún más, porque hay un pequeño grupo que forma parte de una élite que tiene acceso a un sistema económico vano, pero que al fin de cuentas le ayuda a sostenerse, en tanto que otros apenas disfruta de una pequeñísima porción de este bienestar... o quizá de ninguno.
Este sistema premia a los más hábiles, o los que han estudiado alguna profesión, pero en definitiva saldrá airoso el que sepa como meterse dentro de él.
La emisión de dinero (papel moneda, o metal moneda) empezó como una visión de alguien muy hábil que logró iniciar un negocio rentable. El intercambio de oro, que en si era pesado y difícil de traficar, por un papel que "garantizaba" su valor equivalente, hizo que muchas personas acudieran a ellos. Pero realmente esta emisión de dinero fue fraudulenta y sin garantías, pero las personas se adaptaron rápido a ello, y prefirieron el uso de papel al del oro, porque de todas formas permitía hacer negocios, sin necesidad del poco práctico oro.
En este momento, aquellos inicios han quedado atrás, pero la transformación del sistema de intercambio financiero, ha ido siendo transformado, y llegamos al punto de que el papel moneda o el cheque, están quedando fuera del camino, papa ser sustituido por tarjetas de crédito o débito. Sin embargo es una economía vaporosa y poco confiable.
Ahora las empresa o corporaciones, y aún el mismo gobierno, no entregan dinero en efectivo, o en cheques, sino que le abonan a una cuenta lo que cada individuo ha ganado en el período. De esta manera usted cada vez ve menos el dinero (en papel o en metálico), con lo cual el viejo sistema poco confiable se afirma cada vez más, y el mundo se somete como siervo que es, a un sistema financiero creado para humillarle, someterle y esclavizarle. Todos estamos es esto, y ¿cómo salirnos?... continuará

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL SEXTO SELLO:

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO