JESÚS ADRIAN ROMERO Y EL HALLOWEEN

 Volvemos de nuevo con la “Prédica a su congregación” (exclusivamente, como advirtió después) acerca de recomendarles la práctica del Halloween. Usted dice que conoce muy bien la historia, que la ha leído, y que no va a entrar en detalles porque ellos (su congregación) también la conocen. Esto es una forma de ejercer control mental, porque si alguien de prestigio (como usted) dice que alguien conoce algo, nunca va a contradecirle, para no quedar como ignorante, lo cual pesaría dos veces.
 Sin embargo, hay algunas cosas que me gustaría mencionar de su sermón, acerca de Halloween. Usted dijo “los cristianos de aquella época dijeron vamos a redimir esta fecha” Me gustaría aclararle sr Romero que los cristianos que buscaron redimir esta fecha, no fueron los nacidos de nuevo por la sangre de Cristo, sino la iglesia católica, representados por los papas Gregorio III (731–741) y Gregorio IV (827–844) quienes intentaron suplantaron la festividad celta, por una festividad católica que es el día de Todos los Santos.  Ellos trasladaron la celebración pagana desde el 13 de mayo al 2 de noviembre.  De esta manera la iglesia católica incluyó una festividad absolutamente pagana, en el tiempo de sus propias festividades. Así que sr Romero no fueron los cristianos de aquella época, sino los marianos babilónicos de la iglesia católica.
Luego dijo que “la intención de los cristianos de aquella época" fue tomar la fiesta de todos los santos que se celebraba en mayo, y la colocaron el 31 de octubre, ”.  Bien sr Romero me gustaría documentarle. Usted usa muy bien el control mental, porque hace creer a su auditorio que la fiesta de todos los santos es buena, y que al colocarla la noche del 31, hace buena la fiesta de Halloween.
La fiesta de todos los santos fue institucionalizada por la iglesia católica, y no por el fundamentalismo cristiano. Se dice que había una fiesta que se celebraba un domingo antes de pentecostés, que recordaba a los mártires que, fieles a Jesús, murieron durante la persecución judía primero, y de los césares después. Era la fiesta de los santos, la cual caía en mayo, aunque sin fecha fija. Pero esta festividad fue colocada cuando Constantino, iniciador del romanismo, y quien trasladó la sede principal de la iglesia desde Jerusalén hasta Roma se "hizo cristiano". Es una fiesta de la Babilonia moderna, y no de la iglesia original sr. Romero. De tal manera que la fiesta de todos los santos, no es una fiesta aceptada. No entra en el canon del fundamentalismo.
Por otra parte trasladar una festividad cristiana y montarla sobre una pagana no la hace buena. Sin embargo yo puedo entender que usted defienda esto, porque seguramente usted celebra navidad. Esta es también una festividad católica montada sobre una pagana. Aunque esta al igual que la primera carece de canon. Jesús no nació un 25 de diciembre, pero el paganismo del Vaticano, ha engañado al mundo.
Luego usted dice: ¿Qué debemos hacer nosotros como cristianos? Una ¿participamos o no participamos? Debo reconocer que maneja usted muy bien las inflexiones de la voz. El carácter abierto y ascendente de la pregunta ¿participamos?, contrasta con el tono decadente de ¿o no participamos? Esto hace que automáticamente el auditorio se decante por ¡participamos! Esto se hace evidente por los aplausos al final.
Luego dice: ¿Apagamos las luces de nuestra casa y nos encerramos, o prendemos las luces…? ¿Prendemos las luces y damos dulces, o prendemos las dulces y damos folletos que hablan del satanismo…? Voy a instruirle nuevamente sr Romero. La fiesta de Halloween comenzó como una ofrenda a alguien llamado Samhain, a quien conocían como el señor de la muerte, dueño del inframundo, y carcelero del infierno. Samhain, sr, Romero, aparece en el Targum pseudo Jonathan como el ángel que habló con Adán y con Eva, y que les convenció de que comieran del fruto del árbol prohibido ¡Exacto! el mismo diablo, demonio o serpiente antigua.
Se decía que el 31 de octubre las comunidades célticas ofrecían a Samhain, una gran fiesta, la cual era celebrada en la noche. Le ofrecían frutas y alimentos, así como sacrificios de animales, para serles agradables y que no los tocase, y así su próxima cosecha fuese exitosa. Ese mismo día finalizaba la cosecha, ya que el duro invierno reinaba en el norte del mundo. Para ellos, los celtas, moría la naturaleza, a partir del 1ro de noviembre. Por esta razón en la noche del 31 de octubre se decía que el muro que separa la vida (representada por la primavera), y la muerte personificado por el invierno, se convertía en un fino hilo, y que esa noche el umbral se abría, permitiendo que los espíritus pasasen al lugar de los muertos.
Los celtas aprovechaban esa noche para invocar a sus seres amados. Pero decían que los espíritus malos también pasaban, y por ellos tenían que usar trajes y máscaras para esconderse. Con el paso del tiempo los trajes se convirtieron en disfraces de demonios, brujas y cuanta cosa satánica existe. Esto sr Romero representa un gran peligro, porque los niños, adolescentes y  adultos que se disfrazan, participan en el ritual satánico de Samhain (es decir del diablo), y aunque no lo sepan quedan pactados. Sólo un pacto mayor, o de más poder, como el del Señor Jesús, puede romper ese pacto.
Pero dígame sr Romero ¿cómo se podría romper un pacto, que se ha sobrepuesto sobre el pacto del Señor Jesús? ¿Con qué se rompe?  Usted dice que su esposa participó en Halloween, y que amigos suyos también lo hicieron “de toda la vida”. Déjeme decirle sr. Romero que ni su esposa, ni sus amigos, ni usted mismo son una referencia para mí. El Señor Jesús si es una referencia para mí, y Él me dijo que no participara de las obras de las tinieblas (Juan 12.35). Él me dijo que yo era luz y sal de la tierra, y que una sal que perdía su sabor, ¿con qué podría ser salada? (Mateo 5.13).
Usted hace burla diciendo que, en día de Hallloween, los demonios no andan en las calles junto con los que participan, y dice ¿Quién cree en eso? Entonces sr Romero ¿donde quedó aquello de que el adversario, el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar? o ¿dónde está el que nosotros no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados, potestades, y contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo? Es que acaso ¿si alguien participa de las obras del diablo, no le acompañan los demonios que a él le sirven? Sr Romero cuando las personas se disfrazan de demonios, en día de Halloween, participan del homenaje a Samhain y hacen una ritual para él. Y los demonios que le sirven al diablo, están allí para asegurarse que todo sea hecho como a él le gusta.
Lo que más me asombró de su “mensaje” es que usted defiende al diablo, y llama conspiradores a quienes le adversan y señalan ¿Es usted el abogado del diablo, sr Romero? ¿No es usted cristiano? Una conspiración es una estrategia para derrocar un poder establecido. ¿Es acaso el Señor Jesús un conspirador, porque él vino a deshacer las obras del diablo? (1 Juan 3.8). Usted dice que comparemos las muertes que hay en Halloween, con las muertes de otra fechas. Esto es lo más repulsivo de su “mensaje”. Tal parece que usted conoce las estadísticas, sin embargo no mencionó cifras. Por lo que veo usted desconoce la cantidad de bebés, niños pequeños, adolescentes (niñas vírgenes) que ”desaparecen”, en los días previos a Halloween. El siguiente es un extracto de una publicación de Keneth Madrid en su blog: www.missingkids.com
) Muchos de esos niños no regresarán a sus casas y terminarán en manos de cultos y sociedades secretas para ser sujetos de abusos físicos, violaciones y en muchos casos, sacrificios en rituales satánicos. Halloween es particularmente importante para aquellas personas que pertenecen a círculos satánicos, es la noche del clímax luego de una serie de eventos que se llevan a cabo semanas antes del 31 de Octubre>
En una información que publica BBC News, da cuenta de fetos encontrados en bolsas plásticas, cuyo destino final era los EEUU, para prácticas ligadas al satanismo. En otro artículo de la BBC se cuenta del negocio lucrativo del secuestro y asesinato de niños en Uganda, que son usados para servicios satanistas. Usted sr Romero habla de estadísticas, pero las desconoce. Usted defiende la fiesta de Halloween, y uno queda sorprendido, Usted defiende a Satanás y nos deja con la boca abierta. Mientras usted, irresponsablemente, invita a su feligresía a practicar Halloween, en Colombia las autoridades civiles, y la policía de menores les protege de los satanistas que roban niños para sacrificios.
¿Cuál es su recomendación para su feligresía?: Cómprate un disfraz, compra dulce, ponte el disfraz (LA NOCHE DE HALLOWEEN), regala dulces, ve y recibe dulces de tus vecinos… Un pastor es alguien que, oteando en la distancia, está SIEMPRE atento a la llegada del lobo. Usted envía a sus ovejas adonde está el lobo. Esto es inaudito. Y ellas van a ir adonde está el lobo, porque le aplaudieron cuando usted terminó. Más inaudito aún. Su congregación puede hacer amigos, sin tener que participar de Halloween, sr. Romero.
Es muy bueno que los cristianos sean mal vistos en estas celebraciones, por entregar folletos que hablan en contra del Halloween. Pero usted usa el sarcasmo, para cautivar a su audiencia, y hacerlos esclavos de Satanás, por el Halloween. Pero no se puede justificar Halloween porque el segundo día de la semana se llame lunes (por la Luna), o el primer mes sea en honor a Juno. Sin embargo esto debe decirle que algo anda mal en el mundo. Juan dijo que el mundo estaba bajo el maligno (1 Juan 5.19) El Señor nos dijo que no amáramos al mundo, ni las cosas que en él hay. Y la razón es porque el diablo lo controla.
Por último sr Romero usted da a entender que si yo me niego a celebrar Halloween, perdiendo así la oportunidad de hacer amigos, el diablo habrá salido vencedor. También dice que esto sería como cambiar mi manera de pensar. Esto no lo entiendo. Hay unos que tienen más facilidad que otros para hacer amigos, pero la noche de Halloween no es la mejor oportunidad. Y si yo hago amigos por celebrar Halloween, como podría hablarles de Cristo, porque ellos mismos saben que no hay comunión entre la luz y las tinieblas, de tal manera que mi testimonio acerca del Señor Jesús quedaría desacreditado.

En fin sr Romero que usted ha logrado que yo le rechace. Ya no le cantaré sus canciones, ni permitiré que se haga en la iglesia donde pastoreo. Usted encaja perfectamente en este modelo anti fundamentalista y nuevaeriano de la iglesia evangélica moderna. Lo lamento por su feligresía, porque los que se compren el disfraz y salgan a la calle a celebrar Halloween, habrán quedado en un estado peor que el primero. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SEXTO SELLO:

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO