TRUMP DESATARÁ LA IRA

Al momento de las elecciones en USA, mientras nos acercábamos a noviembre 8, deseábamos de todo corazón que Hilary Clinton no ganara ¿La razón? Ella está tan conectada con la élite que gobierna al mundo, que temíamos que con un hipotético gobierno de ella, se desatasen todas las cosas sobradamente anunciadas.
Nunca creímos que Trump ganaría, pero cuando lo hizo además de la sorpresa, llegó una grande alegría. No habría continuidad Obama-Clinton, que pudiese, por ejemplo, activar el HEMP, el cual temíamos dado el anuncio del Sr Obama del 13 de octubre pasado, por el cual mediante una orden ejecutiva, alertaba sobre un posible evento climático que traería consecuencias terrenales globales. Temíamos que, inculpando al astro solar, diesen rienda suelta a sus planes, que traería consigo, aparejado con tal evento, otros no inferiores en potencial de daño, como serían los virus, los terremotos, la guerra y el deshielo.
Sin embargo una vez llegado Trump al poder nuestra  preocupación no ha decaído, sino que se ha exacerbado.  Todo comenzó en la toma de posesión. Ver a la sra. Hilary Clinton y su esposo Bill en aquel lugar, incentivó nuestra sospecha. Ella escribió un tuit en el que argumentaba sobre su presencia en aquel lugar, dando como razones la defensa de la democracia. Pero no parecía estar defendiendo otra cosa, que no fuese su situación en la élite. Ella parecía estar complacida. Como quien hizo la tarea y tiene la aprobación de sus superiores.


EL DISCURSO DE TRUMP: 


¡Sorprendente! Realmente lo fue. Un discurso nacionalista, y populista justo de esperar en naciones subdesarrolladas… ¡pero no allí! ¡no de él! El discurso de Trump parecía estar cumpliendo un libreto; y esa percepción draconiana se ha afirmado en los últimos días. “… estamos transfiriendo poder desde Washington DC, y te lo estamos regresando a ti, el pueblo…” (m. 2.17) <…> “… todos estos cambios comienzan aquí mismo, y ahora mismo, porque este momento es tu momento, y te pertenece…” (m. 3.50)<…> “…este es tu día y tu celebración, y esta Norteamérica es tu país…”

El populismo de Trump quedó manifiesto en frases como “…el problema verdadero no es cual partido controla el gobierno, sino que ahora el gobierno es controlado por el pueblo…” Frases como esas la hemos escuchado en países no avanzados, mal llamados tercermundistas, y ya sabemos cuánto daño han hecho. La estrategia del populismo inició en la Rusia de los zares, que fue derrocado por el movimiento de los bolcheviques, dando paso al comunismo. Pero  la URSS se disolvió porque tal sistema no servía, dando paso a repúblicas separadas y una Rusia renovada, ejerciendo una nueva democreacia.

América del sur ha sufrido el populismo con terribles consecuencias. Pero la experiencia de América del Sur sirve para presagiar lo que vendrá en Norteamérica. Y eso es lo que preocupa.


EL PRIMER FRENTE: 


El discurso y el gobierno de Trump parece permitir el presagio de una “lucha de clases”. Los pobres vs los ricos, los negros vs los blancos, los “de religión” vs los ateos, los nativos vs los extranjeros, etc. El “gobierno del pueblo” ha de levantar la bandera de los desposeídos al poder, y Trump servirá para esto. Pero cuando las cosas prometidas no se alcancen, entonces vendrá una lucha fratricida. Ya no será republicanos vs demócratas, sino el pueblo vs la oligarquía.  Esto ha de levantar una desenfrenada lucha de clases que traerá muerte y desolación.

EL SEGUNDO FRENTE: 


Trump ha cumplido lo que prometió. Por una parte ha suspendido el Programa de Admisión de Refugiados  (USRAP por sus siglas en inglés) y así ha impedido que nacionales de 7 países  (Siria, Yemen, Sudan, Somalia, Iraq, Irán y Libia) puedan entrar a USA, al menos durante 120 días. El tono altisonante de sus declaraciones induce al enojo: “Por la presente proclamo que la entrada de ciudadanos de Siria como refugiados es perjudicial para los intereses de Estados Unidos, y por lo tanto suspenderé cualquier entrada hasta el momento en que se determine que hay cambios suficientes que garanticen que la admisión de Siria los refugiados es consistente con el interés nacional ", señala la orden ejecutiva.

Esto desató la ira dentro y fuera de los Estados Unidos. Nueva York, New Jersey, Virginia, Denver, Chicago, San Francisco, Boston, Washington, Seattle y San Diego han sido lugares en Norteamérica donde se han producido protestas. En los aeropuertos de estas ciudades, protestantes se han reunido para hacer ruido. En otros países como Reino Unido, por ejemplo, también han tenido sus protestas. 

Por otra parte está lo del muro. Él ha firmado el memorándum para iniciar los trámites para la construcción del muro fronterizo con México. Esto aunque menos impactante que el asunto de os inmigrantes, ha causado molestias dentro y fuera de USA, porque es excluyente y selectivo, y ha ido en contra de la tradicional relación de EEUU con sus vecinos.

EL TERCER FRENTE: 


Ahora está el asunto de las relaciones con Israel y con los vecinos de éste. Trump dijo, y esto es algo que aún no ha ejecutado quizá porque es un asunto muy caliente, que mudaría la embajada de USA hacia Jerusalén. EEUU ha tenido su embajada en Tel Aviv, capital simbólica de Israel, desde siempre. Jerusalén ha sido puesta de lado, debido a la altísima conflictividad que genera, porque los palestinos y los judíos la reclaman como capital.
Trasladar la embajada a Jerusalén sería retar al mundo musulmán, y sobre todo desafiar a los palestinos y las grupos terroristas que conviven en sus fronteras.  El primer ministro de Israel sr. Benjamin Netanyahu declaró el sábado 21 de enero, que esperaba reunirse con Donald Trump para “discutir cómo enfrentar la amenaza que significa Irán”. Ambos sostuvieron una entrevista telefónica, posteriormente.

Autoridades iraníes han advertido al presidente Trump que si da algún paso equivocado, podría desencadenar una tercera guerra mundial, que borraría a Israel de la faz de la tierra y destruiría a los estados más pequeños del golfo. En una declaración de 2015 el líder religioso de Israel, Ali Jamenei habría dicho: “Como ya hemos dicho, el régimen de Sion dejará de existir en los próximos 25 años, si los palestinos y los musulmanes luchan colectivamente y unidos contra los sionistas”. Por otra parte  Ahmad Karim Pour, un alto asesor de unidad de élite de la Guardia Revolucionaria Iraní, la Fuerza Qud, declaró que: Si el líder supremo (Alí Jamenei) da la orden, con la tecnología y equipos a nuestra disposición, vamos a arrasar con el régimen sionista en menos de ocho minutos."

Y ¿QUÉ ES LO QUE PASA EN VERDAD?: 


Tal parece que Donald Trump es parte de la tragicomedia que nos quiere imponer la élite, y que Clinton-Obama fueron solo una parte de la comparsa. Todo estaba planificado para que él alcanzara la presidencia, y que con él se desencadenara el final planificado. Los Illuminatis – masones planificaron esta tercera guerra desde finales del siglo 19, de lo cual existe testimonio en las cartas entre Albert S Pykes y Giusseppe Mazzinni. La tercera guerra mundial vendría por causa de la profundización de las diferencias entre Israel y los palestinos. Así fue planificado.

Lamentablemente Trump está avivando el fuego entre Palestina e Israel, y al mismo tiempo incita el tema en contra de los musulmanes. Esto ya lo había iniciado George W Bush en 2001, después de la situación con las torres gemelas. Este tema es de controversia porque las evidencias parecen indicar, que lo de Wall Street fue planificado con anticipación. Eso quedó plasmado en las cartas del juego Illuminatis, y en la serie de los Expedientes X. El haber desarrollado el tema antes de que sucediera, da mucho para la sospecha.


Trump ha sido puesto allí para provocar la situación del final planificado. Cuando el tema de Israel Palestina esté en su punto máximo, debemos ver con atención qué hace irán porque desde allí saldrá la primera bomba. Esto desatará la guerra. Entre tanto es posible prever escaramuzas en la frontera con Al Qaeda, Hizbulá y quien sabe si ISIS. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SEXTO SELLO:

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO