UN RAYO EN EL VATICANO

El mismo día que Joseph Ratzinger hacía pública su renuncia, como Papa, la cual se hará efectiva el 28 de febrero cayó un rayo, sobre el pararrayo, de la cúpula del edificio de la basílica de San Pedro. El asunto fue hecho noticia, pero no fue analizado, ni siquiera superficialmente. Como muy pocos creen en Dios de una manera firme, muy pocos relacionan este hecho con alguna señal que venga de Él. ¿Quiso decirnos algo Dios, a través de este hecho singular? Creo que sí, y de ninguna manera puede pasar desapercibido, no debe ser ignorado.
En una noticia publicada en el portal http://www.noticiacristiana.com/, que a su vez hace referencia a una noticia, aparecida en la revista Veja de tres años atrás de data,  el exorcista oficial de la Iglesia Católica, el padre Gabriele Amorth, afirmó que el diablo está instalado en la iglesia. Un cura principalísimo dentro de la iglesia católica, denunció hace tres años, que en la sede vaticana convivía el mismo demonio.
¿Pero que tiene que ver esto con el rayo que cayó, sobre la cúpula de la basílica de San Pedro? Mucho. Recordemos el pasaje bíblico que aparece en Lucas 10:17-20. Regresaban los 70 que Jesús había enviado a predicar, y ellos le dijeron: "Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre"; a lo que el Señor Jesús les respondió: "Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo". ¿Que quiso decir el Señor Jesús con estas palabras? Su respuesta debió provocar una reacción inmediata en sus discípulos: "Señor dinos que significa que Satanás haya descendido como un rayo... pero no lo hicieron. Sin embargo hechos posteriores explicaron  muy claramente, de que se trataba esto.
La respuesta la encontramos en Apocalipsis 12. Este pasaje pleno de símbolos no es tan difícil de entender. Amable lector, si tiene una Biblia búsquela y léala conmigo, y analicemos lo que allí dice. Versículos 1 y 2, la gran mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y con doce estrellas (no es María, sino) es la palabra de la promesa, hecha realidad. Esta, por ejemplo, puede ser hallada en Isaías 9:6,7 e Isaias 11. Es el nacimiento del Señor Jesús. El verso 3 muestra al gran dragón escarlata y el versículo 4 habla de la cantidad de ángeles que decidieron apoyar a Satanás. Si vamos despacio acá encontraremos las claves, de esto que en principio parece ser muy complicado, pero con la revelación del Espíritu Santo se aclara. Este pasaje nos dice en el verso 9 quien es este dragón: "Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él". Aquí esta más claro. El dragón que es el diablo, junto con sus demonios (la tercera parte de las estrellas), fue enviado a la tierra después de una franca pelea con Miguel y los ángeles que le apoyaban. ¿Ves? quien descendió a la tierra, después de haber tenido el cielo como su "casa" por miles de años, fue Satanás. La forma gráfica conque Jesús describe este descenso da a entender la furia con la que bajó. Veamos las palabras que usa Apocalipsis: "!!Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo" (v. 12).
Este texto, es más que un texto, es un hecho consumado. La derrota de Satanás que terminó en su expulsión de los cielos, se originó en la victoria de Jesús sobre la cruz, sobre el pecado y sobre la muerte. Satanás no podría permanecer ni un segundo más en los cielos, una vez que Jesús hubiese resucitado, porque su victoria significaría la limpieza (o purificación) de las cosas originarias, no las sombras. Cuando Jesús entró a los recintos celestiales, las cosas que fueron contaminadas con la rebelión satánica, fueron purificadas. Por ello el diablo fue echado... y esto es algo que él no soporta.
Por cierto que esta acción, la del diablo cayendo como un rayo, es un símbolo satánico, que puede ser visto en los seguidores del demonio. Por ejemplo AC/DC usa el rayo como símbolo. Otras formas de usar el rayo como símbolo satánico es con la letra "Z". Algunos comics creados en Japón usan la letra Z, como por ejemplo Mazzinger "Z".
Sigamos adelante. Según Apocalipsis 12, Satanás es el dragón de siete cabezas y diez cuernos. Pero Apocalipsis 13 describe a este dragón como una asociación de naciones que se unen para levantarse en contra de Dios. Un conglomerado de naciones, que forman el sistema llamado "mundo", que no respeta al Dios Creador, ni le temen y su objetivo es tomar el control definitivo de los reinos de este mundo, para establecer un dominio total. Apocalipsis 12 llama al dragón la serpiente antigua, porque existe desde la eternidad, y fue la que estuvo en Edén, provocando la caída del hombre. El dragón, que es Satanás, es también esta asociación de naciones. Así, también lo define Apocalipsis 17:11; "La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición". Como vemos acá la misma bestia de 7 cabezas y diez cuernos, es también el octavo reino y es de entre ellos. Es decir, Satanás que es un ser angelical, ahora convertido en demonio, es también el "sistema mundo", es decir el acuerdo de naciones, que se funden en uno solo.
Cuando Satanás descendió como un rayo a la tierra lo hizo para destruir al hombre, es decir al género humano, y esta estrategia se fundió y desarrolló como una sociedad de naciones, que a su vez es demonio. Esta liga de naciones es demonio, porque del demonio tiene, y por él fue creada. Desde los tiempos de Babel, en la llanura de Sinar, comenzó este propósito, y siendo Nimrod principal arma humana al servicio del diablo, trabajó para que quedará fundada la liga de naciones, como un "sistema mundo", que desarrollaría todo lo que satánico pudiera haber. Es así que fundo varias ciudades, entre ellas Babilonia, lugar en el cual comenzó a ser desarrollado, el elemento satanista de todas las cosas. Satanás descendió como un rayo, y fundó Babilonia, ciudad satánica en donde la hechicería, la superchería, la metafísica, los encantamientos, la magia y el esoterismo iniciaron sus pasos, que ahora 4.000 años después está absolutamente consolidado en el mundo.
Cuando el Señor Jesús vino a la tierra lo hizo para deshacer las obras del diablo (1 Juan 3:8), y esto necesariamente incluye el engaño a las naciones, porque no olvidemos que Satanás es el engañador de ese mundo.
Ahora bien volviendo a Apocalipsis 12, leemos:  "Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón". Obviamente esta mujer perseguida no es María, por cuanto no hay registros de que ella hubiese sido perseguida. ¿Quien fue perseguida, entonces? Pues la promesa, o lo que es lo mismo, el cumplimiento de ella. La mujer gloriosa de Apocalipsis 12, como ya dijimos, es la promesa. Esta promesa, que hemos leído en Isaias fue confirmada a Abraham: "En ti serán benditas todas las familias de la tierra" (Génesis 12:3). Lo que persiguió Satanás fue que esta promesa no se cumpliese. ¿Y como lo hizo? El mismo Apocalipsis 12 nos da la respuesta : "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo" (Apocalipsis 12:17).
Satanás descendió como un rayo para detener la obra de Dios, con un pueblo suyo. Yo puedo detectar tres intentos de Dios para tener un pueblo, y dos han fracasado. El primero de ellos fue con Adán, y el segundo fue con Abraham. El primero fracasó al desobedecer a Dios, en el huerto, comiendo del árbol prohibido, y el segundo con el pueblo de Israel, que no entendió el propósito de la ley, y Dios dio por terminado el primer pacto, y comenzó el segundo. EL tercer pacto  si ha tenido éxito, porque no estuvo basado en hombres débiles, sino en Jesús de Nazareth. Satanás descendió como un rayo para matar a Jesús, y no lo logró inicialmente, pero cuando lo hizo fue para el propio perjuicio suyo.
Jesús murió en la cruz, pero resucitó con poder, y ahora está sentado a la diestra de Dios. Por ello el diablo fue echado de los cielos, y no se halló más lugar para él (Apocalipsis 12:8). En consecuencia el diablo ha enfilado baterías en contra de los descendientes de la mujer. Esto se ha convertido en un objetivo de Satanás. Destruir a la descendencia de la mujer. Recordemos que él, el diablo, tiene una amenaza desde Edén, con relación a la descendencia de la mujer. Allí le fue dicho: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar".
¿Como hará el diablo esto? La verdad es que lo ha estado haciendo, desde que el cristianismo entró en el mundo, a través de la iglesia católica. Para explicar esto usaré Apocalipsis 17.
Comienza este capítulo diciendo el ángel que le mostrará a Juan, la sentencia sobre la gran ramera. Allí dice:Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: "Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas" Aquí hay lenguaje de símbolos, que no son difíciles de comprender. La gran ramera, es la gran prostituta. Prostitución espiritual se puede resumir en la fornicación con los ídolos. ¿Quien es la gran fornicadora? En el mundo hay muchas religiones, y muchas de ellas tienen sus propios dioses, Allí está el budismo, el Islam, el zoroastrismo, etc. Pero la única que usa el nombre de Dios Creador, para promover la fornicación con los ídolos es, sin duda, la iglesia católica. Sus más de 700 santos, la hace la más promiscua de todas. Sin duda que su lecho está altamente contaminado. La gran ramera se sienta sobre muchas aguas, las cuales representan naciones en el mundo. No olvidemos que el gran dragón de siete cabezas y diez cuernos (que aparece en Apocalipsis 13) surge, como el leviatán, de las aguas. Sin duda alguna la gran aceptación que tiene la iglesia católica en el mundo, la hace descansar sobre muchas aguas.
Luego el versículo 3 dice que a gran ramera se siente sobre un dragón que tiene siete cabezas, y diez cuernos. ¿Sorpresa? No. Este dragón es el mismo de los capítulos 12 y 13, es decir es la serpiente antigua, es decir el diablo, pero al mismo tiempo es el "sistema mundo". La gran ramera, es decir la iglesia católica, es apoyada por el mismo diablo, y por el "sistema mundo" impuesto desde Nimrod, conocido como el sistema babilónico.
Ningún capítulo en La Biblia describe a la iglesia romana como lo hace Apocalipsis 17. Veamos: "Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación" (Ap 17:4) ¿Quien se viste de púrpura y escarlata, si no la iglesia católica? A los cardenales le llaman "los purpurados".
Luego añade: "y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA". En este versículo se sincretiza su propósito desde siempre. Destruir el cumplimiento de la promesa dada por Dios, y hablada por hombres como Isaias. En la iglesia católica existe desde siempre el espíritu malo de la babilonia de Nimrod, el medio por el cual el diablo ha hecho la guerra a la descendencia de la mujer. La iglesia católica es el mismo lugar donde, desde el Sinar, se han desarrollado las hechicerías y brujerías, con las que el diablo ha contaminado al mundo. La iglesia romana es el símbolo actual de la Babilonia, de los tiempos de Nabucodonosor, y es por donde muchos llamados han sido engañados. EL encantamiento que el diablo ha puesto en ella hace que miles de millones se arrodillen ante Satanás, en lugar de hacerlo ante Dios Creador.
En los tiempos que vienen, sucederán cosas terribles que se desarrollarán en las oficinas del Vaticano. Hace poco tiempo un jesuita denunciaba las actividades que se hacían en los sótanos del Vaticano, donde presuntamente, funcionan oficinas de masones e Illuminatis. Desde allí se generan las acciones, que luego serán llevadas al conocimiento de representantes de gobiernos, empresas, bancos, etc, a través de reuniones como, por ejemplo, las de Bilderberg.
Que dice La Biblia de esto:  "Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro". ¿La mujer ebria de la sangre de los santos? Pues sí. Ya Apocalipsis 13 nos había anunciado que el dragón de siete cabezas y diez cuernos perseguiría a los santos. Allí dice: "Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación." (Ap 13:7). Sin duda que es a este "sistema mundo", formado por una trilogía llamada Satanás, Naciones del mundo, Iglesia Católica, al que le toca cumplir Apocalipsis 12:17. La persecución contra los santos es conocida como "gran tribulación", y aparece descrita en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21.
El capítulo 17 de Apocalipsis desdobla la función del dragón, y le muestra como un sistema de gobiernos y autoridades. Esto es lo que dice: " Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición". Cuando Juna habló con el ángel este le dijo que 5 reinos ya habían sido, que uno era, que otro estaba por venir y que el octavo surgiría de él. En la época de Juan gobernaba sobre la tierra el imperio romano, el cual sería el sexto reino. Para el séptimo reino, hay una pausa, y el octavo surgirá casi simultáneamente, o como consecuencia de este. ¿Quien es el séptimo reino? Sin duda la iglesia católica o romana. ¿Y quien es el octavo? Este es una que ha surgido del seno de la iglesia católica. Son masones jesuitas, que crearon a los Illuminatis, que ahora forman a Bilderberg. Es el gobierno bajo las sombras, el gobierno oculto. Se encuentra en los sótanos de la basílica de San Pedro. EL mismo lugar adonde cayó el rayo.
No es pues casualidad que haya caído el rayo en la basílica de San Pedro, el mismo día de la renuncia del Papa. Éste no renuncia por sí mismo, sino por que la ha sido impuesto por el gobierno masónico-illuminatis-jesuita, que busca tener a un hombre joven al mando.
Dios ha dado una señal. EL diablo ha descendido y se ha establecido en la sede romana de la iglesia católica, la gran ramera, la Babilonia, madre de todas las abominaciones de la tierra. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SEXTO SELLO:

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO