CRISTIANO RODEADO

Este es quizá, el momento más peligroso en la historia de la iglesia de Jesucristo, por el hecho inocultable de que está rodeada de “un enemigo” que aparenta "venir de Dios", pero no es así.
Las mega-iglesias han impactado al mundo a través de sus grandes, lujosos y muy hermosos edificios y esto ha revolucionado al punto que en cada servicio miles y miles son atraídos a ellas. Esto no sucedió en el siglo pasado, sino hasta después de 1985.
Podríamos decir que la estructura de la iglesia moderna está formada de 1) un estilo musical diferente, muy influido por las tendencias mundanas actuales; 2) Una información doctrinal diferente a lo contenido en los evangelios y 3) Una forma de liderazgo que se asemeja mucho al exitoso mundo comercial y de negocios.
Si alguien siente en su corazón que debe buscar a Jesucristo, porque sabe que le está llamando, se debe enfrentar con lo siguiente. Los cantantes y estilos musicales se parecen mucho a lo que ha oído desde niño, la diferencia está en la letra, así que sólo faltaría acostumbrarse a esto. La forma de vestir de los cantantes de música cristiana, en algunos casos, no difiere de lo que se ve en el mundo. Algunas mujeres cantantes suelen adornar sus canciones con sensualidad, y esto parece no ser notado. El rock ligero es normal dentro de los estilos musicales. Asimismo el rap, el reguetón, el hip-hop, la salsa, el merengue, etc. Lo clásico y sublime ha sido desplazado.
Igualmente el cristiano, tiene que enfrentar un mensaje alejado del evangelio firme y fundamentalista, de los comienzos de la iglesia. No se estila ahora hablar del pecado y de sus consecuencias y mucho menos exponer al infierno. La tendencia de “salvo siempre salvo” ha permeado a las iglesias y esta doctrina ha sido aceptada, sin ninguna revisión. “Jesús no condena” es el eslogan de los jóvenes, quienes aprovechan para tener un estilo de vida un tanto libre y aún muchos se han visto arropados por tendencias como las discotecas cristianas, y cosas por el estilo.  Los “predicadores modernos” han impuesto tendencias de doctrina como la de estar bien y “lo mejor está por venir” y han hecho del cristiano un ser supersticioso.
Asimismo uno de los elementos que más influye en el cristiano de hoy día, es el liderazgo consolidado y emergente. Sin duda alguna que un gran liderazgo, está soportado por una mega-iglesia, la cual a su vez, se origina cuando el que busca de Jesús se siente atraído por sus “encantos”.  El liderazgo de la iglesia es una personalidad; en cierta forma una celebridad del cristianismo, que es recibido por las masas y aupado a escalar más. Este liderazgo soporta su “estatus” con algunos elementos interesantes. El primero de ellos son “los milagros” de sanidad que, en teoría, suceden durante sus servicios. Casi siempre es posible demostrar después de un tiempo, que la condición que tenía la persona, antes del milagro, ha regresado.
Otro de los atractivos del liderazgo actual, está en el control mental que ejercen sobre su audiencia, con mensajes que saben que la gente espera escuchar. Muchas de las personas que acuden a esos servicios, lo hacen porque en sus vidas hay una pena, una necesidad. El gran peso doctrinal, que funciona a su vez como control mental, está en hacer creer que hay posibilidad de prosperar, para salir de la situación en la que se encuentran. El  mayor porcentaje del mensaje está basado en hacer creer que pueden vencer al gigante, porque hay un Dios que trabaja para que cada persona ocupe un lugar de privilegio en el mundo.

Es un tiempo muy difícil para el cristiano y para la verdadera iglesia de Jesucristo.   

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL SEXTO SELLO:

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO