LA ESTRELLA DE DAVID... O DE SATANÁS

EL HEXAGRAMA: Por muchos años conocido como “la estrella de David”, aunque también se la identifica como el “sello de Salomón”, forma parte de la tradición cristiana, y obviamente judía. El hexagrama aparece en la bandera de Israel, y esto pareciera darle cierta credibilidad. Pero la historia detrás del hexagrama revela su carácter ocultista y satánico. De hecho algunos investigadores le asignan una antigüedad de 15.000 años y se cree que nació en la India. La Shatkona (el hexagrama) es un símbolo usado en el yantra hindú que representa la unión de lo masculino, con lo femenino. Más específicamente representa la unión del “ser superior”, con la madre tierra.
Según la tradición hindú  el Anahata (un hexagrama o shatkona es una chakra, colocado dentro de una flor de loto, ubicada en la columna vertebral, encima del corazón, y representa la deidad hindú de Vaiú. Para esta cultura el matrimonio del ser supremo y la madre tierra, está siempre en el Anahata o hexagrama. Ser un diestro en el uso del Anahata permite tener  la habilidad del buen hablar, ser encantador para el sexo femenino, puede controlar la voluntad de sus semejantes y tiene la destreza para salir del cuerpo a voluntad.

En el plano, el hexagrama está formado por dos triángulos equiláteros (de igual medida sus lados), superpuestos en situación opuesta. En cada triángulo, por ser equilátero, sus lados miden 60°. La intercepción que dejan los dos triángulos es un hexágono regular, cuyos ángulos internos, entre dos rectas es de 120°. De la intercepción de los dos triángulos quedan expuestos seis mini triángulos, que bordean la periferia.
El término “estrella de David” no aparece en La Biblia, pero como hexagrama si se puede identificar con muchas culturas y prácticas religiosas, desde tiempo antiguos. El símbolo fue incorporado en la tradición extra bíblica, con el propósito de provocar que el pueblo judío, acostumbrado a participar de los símbolos babilónicos, se adaptase a su uso, y lo aceptase.
Datos arqueológicos de culturas que usaron el hexagrama, han sido encontrados, y entre ellas tenemos: Los Sumerios,  la tierra de Sydon (600 a. C.),  Chipre (500 a. C.), monedas fenicias (500 a. C.), los sajones (200 a.C.), Kurdistán, imperio bizantino, en catedrales católicas, en la isla de Sicilia (400 d.C.), en la cultura romana, Bardo, Rumania, Turquía (edad  media), Libano (1000 d. C.), en monedas del Tibet, monedas semanidas y mercianas, en monedas marruecas pre coloniales, en monedas mongolíes, en monedas de los crusados, monedas musulmanas del siglo 13, en monedas egipcias del siglo 10.
En 1648 los jesuitas de Viena propusieron usar el hexagrama como símbolo judío que ondeara en su bandera, después que el emperador alemán Fernando III, lo solicitara como un reconocimiento al pueblo judío de Praga, por su colaboración en la guerra de los 30 años. Después de esto una bandera con el hexagrama comenzó a ser aceptada por la comunidad judía, y fue usada en las sinagogas, aunque muchos sacerdotes se oponían a su uso, por ser un símbolo del paganismo tradicional.
El hexagrama era usado en las comunidades paganas como un símbolo de suerte, prosperidad y protección, y su interpretación era como un elemento de poder, bajo la señal del 666. Sus 6 ángulos (3 por cada triángulo), los 60° 3 veces, los 6 mini triángulos, los 12 (2 veces 6) ángulos de 60 grados del hexágono interno. El simbolismo giraba alrededor del número 6.
En 1743 nace Mayel Amschel Bauer judío alemán, asquenazi, adorador y servidor de Satanás, quien en el portón de acceso a su casa colocó un hexagrama de color rojo. Años mas tarde Bauer , interpreta el significado del hexagrama, y lo adopta. En alemán Rot es rojo y schild es proteger, de tal manera que Bauer en su interpretación mística del símbolo, le otorgó poder para proteger su casa y bienes. Era una especie de escudo rojo. Entonces Bauer unió las dos palabras y formó Rothschild, que vino a ser su apellido y el de toda su familia. Desde ese momento se llamó Mayel Amschel Rothschild.
En 1948 Harry S Truman, el trigésimo tercer (33) presidente de los Estados Unidos reconoce a Israel como un estado soberano, y la bandera de Israel es desplegada, luciendo un flamante hexagrama  de color azul ¿Pero cómo comenzó esto? En 1895, James Edmond Rothschild, el hijo menor de James Amschel Rothschild, nieto de Mayer, entrega fondos y suministros para que las primeras colonias judías se establezcan en territorio de Palestina. En 1897 los Rothschild fundan el “movimiento Sionista”, que busca traer desde todas partes del mundo, a los judíos que, hasta ese momento,  no tenían una nación propia. Un congreso de judíos promovidos por los Rothschild se lleva a cabo en Basilea, Suiza. Esta reunión se efectúa el 27 de agosto, y la preside un askenazi llamado Theodor Herzl.
Herzl es elegido presidente de la organización sionista, que adoptó el hexagrama rojo para formar parte de la bandera judía. Pero los judíos no querían ir a vivir a un desierto, más aun cuando estaban cómodos y felices en los países que los habían recibido durante la diáspora. Entonces Herzl tuvo la idea de fomentar el antisemitismo y la persecución a los judíos, lo cual provocó que muchos huyendo del terror, se instalasen en las tierras recién compradas por los Rothschild en Palestina.
Una vez establecidos los colonos quisieron independizarse de los Rothschild, lo cual fue rechazado enérgicamente por Edmond, a lo cual los judíos tuvieron que acceder. De esta manera quedó establecido que esta nación judía, era una nación Rothschild, lo cual permitiría a esta familia tomar decisiones como por ejemplo, que el hexagrama babilónico y satanista, formara parta de su bandera.
Al finalizar la primera guerra mundial un acuerdo entre América y Gran Bretaña comprometió la tierra de Palestina, y los Rothschild presionaron para que el Reino Unido confirmara el pacto, lo cual dio origen al acuerdo de Breton Wood. La declaración Balfour contenía lo siguiente: “El Gobierno de Su Majestad favorece el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, y usará sus mejores esfuerzos para facilitar la consecución de este objetivo, quedando claramente entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y la condición política que gozan los Judíos en cualquier otro país.”  El control del Reino Unido sobre Israel, significaba el control de la familia Rothschild.
En 1947 los británicos impiden el movimiento migratorio de judíos hacia Palestina, buscando con esto proteger tanto a los soldados británicos como a los mismos palestinos, de posibles ataques terroristas judíos. Asimismo recomendó transferir el control del área palestina, habitada por judíos y palestinos, desde los británicos a la ONU. Las naciones Unidas, a su vez, decidieron que a partir del 15 de mayo de 1948, la tierra ocupada por Israel (que en ese momento representaba el 5% de la población total) sería un 57%, en tanto que los árabes se quedarían con el 43%.
En 1948 los Rothschild presionan al presidente Truman para que reconozca a Israel como estado soberano.  En ese momento fue izada la bandera judía con el hexagrama azul, lo cual fue rechazado por las comunidades hebreas que sabían (quizá por su permanencia en Babilonia durante la diáspora), que este era un símbolo pagano que representaba al dios Moloc, conocido por recibir sacrificios de bebes (Lev. 18.21). El hexagrama también era usado para representar a Saturno, también conocido como Satanás, así que quien peleara por la bandera de Israel, y cada muerto que se producía no era para su patria, sino para Satanás. Mas adelante Israel declararía la guerra a los palestinos, y tomaría el control del 78% de la tierra.
De esta manera los Rothschild en cuestión de algo más de 200 años, lograron establecer una patria judía, basada en el esoterismo y la cábala, con la bandera nacional ondeando el escudo babilónico que representa al 666. No podríamos decir que esta nación judía contiene al pueblo que Dios escogió en Abraham, y ni siquiera podríamos asegurar que cuenta con su bendición, si no fuera por Su gran Amor por ellos. Pero esta nación judía establecida sobre una tierra que fue dada por Dios desde los inicios, se ha visto manchada por la mediación de una familia satanista y luciferina, que ha venida a ser la bestia anunciada por Juan en Apocalipsis 13 y Daniel 7.
Aunque Israel en este momento está establecida en tierras conquistadas por Josué, siguiendo el trabajo que inició Moisés, la recuperación de las mismas por parte de los Rothschild, oscurece el asunto, siendo que hasta la fecha no han podido quitarse de encima el hexagrama, cuando la mayoría del pueblo judío añora, que sea la Menorah su verdadero símbolo representativo.
 

   

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL SEXTO SELLO:

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO