Yashua Ha Mashiaj viene pronto...pero antes viene el anticristo

La Biblia dice en 2 Tesalonicenses 2:1-3 que  Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Yashua Ha Mashiaj, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos,  que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.  Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,  el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.
(Conturbar: Inquietar o alterar a una persona un suceso desagradable o desgraciado).
Pablo deja abierta la posibilidad de que una carta pudiese llegar, como si fuera en su nombre, diciendo que el día del Señor había llegado. El día del Señor se refiere a Su Venida (la Parusía). Él dice, no se dejen convencer, ni aunque sea una carta mía, de que el día del Señor ya llegó; porque no llegará sin que antes se manifieste la apostasía, y el hijo de perdición.  El hombre de pecado y el hijo de perdición se refieren a quien gobernará al mundo, “cuyo advenimiento es por obra de Satanás”, es decir el anticristo.

Alguno dicen que la apostasía ya llegó, porque alguna conducta de la iglesia hace presumir que, se ha desviado de los preceptos fundamentales, y aunque esto es cierto, la apostasía a la que se refiere Pablo es la que acompaña (o que se producirá como consecuencia de) la llegada del inicuo.

El calibre de lo que habrá de ser  tal apostasía, no se compara a la de ahora. No se trata de desviarse de algunos mandamientos como el ser humilde, y conformarse con lo que se tiene; siendo que en ese caso la apostasía consiste en invocar la prosperidad, como un estilo de vida, sobre lo cual el Señor enseñó que el tenía bienes en la eternidad, para aquellos que renunciaban a sus bienes en esta vida.

No. La apostasía a la que se refiere Pablo que sucederá previo a Su Venida, es la negación absoluta del Señor Yashua que incluirá maldición a Su NOMBRE, y esto por causa de la situación extrema que se vivirá en ese momento. El gobierno del inicuo dará honra al mismo demonio, y buscará por todos los medios que le humanidad entera, pero especialmente los santos, nieguen el NOMBRE del Señor.

Para el ello el inicuo desarrollará la tortura extrema, sistemática y sufriente, mediante la cual la persona agotada por el dolor extremo y permanente, se convencera a si misma que el ABBA YAHWEH comprenderá por lo que pasa  y en un acto de comprension le tolerará la negación, a fin de “descansar” aunque sea por un momento de tal grado de sufrimiento. Tal persona sera convencida por sus opresores de que Dios sabe (palabra muy usada por Satanas quien le dijo a Eva: "No moriréis;
sino que sabe Dios que el día que comáis de él...") que él le ama, y que si lo negare en ese momento de grande sufrimiento, no pasa nada, todo estará bien.

Esta apostasía se parece mucho a la asumida por Pedro aquello noche, cuando los perseguidores de Jesús y de los cristianos le reclamaron ser amigo del Señor. El negó conocer a Jesús, y con ello pretendió librarse de sus perseguidores. Estoy seguro que en aquel momento, algunos tendremos grande temor de negar al Señor, dado el gran estado de pánico que ocasionará esta situación. Pero es necesario ser valiente, y mantener la fe en el Señor Jesús, aunque esto nos cueste la vida. Recordemos las palabras del Señor: “Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos”. (Mateo 10:33).

Si le perseverancia en la lealtad y fidelidad al Señor es tan importante, al punto que Pablo la menciona como una de las señales previas al día del Señor, ¿cómo es que algunos enseñan que Yashua vendrá antes que el anticristo?

La misma lectura que hemos tomado, enseña que es el mismo Señor Yashua quien quitará del medio al anticristo, cuando él venga. Esta misma escritura enseña que el inicuo estará sobre la tierra (Y entonces se manifestará aquel inicuo), antes que el Señor regrese, y entonces Él le destruirá (a quien el Señor matará con el Espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de Su Venida).

No te dejes engañar con algunas páginas en la Internet que enseñan acerca de sueños y revelaciones, en las que el mismo Yashua se les aparece, y les dice que se arrepientan para que no se queden en el arrebatamiento, y así no sufran las cosas que vendrán sobre la tierra. Yo respeto el orden en que la Sagradas Escrituras fueron ordenadas, y ese orden enseña que primero viene el anticristo y después el Señor. La Parusía es un evento posterior a la tribulación. Como bien lo dice la carta a los Tesalonicenses que hemos citado acá.

Dios te bendiga. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SEXTO SELLO:

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO