NAVIDAD, NAVIDAD,LINDA NAVIDAD...

Al momento de escribir esto es diciembre (de 2013), quizá a una semana de lo que el mundo llama navidad. Es una época de adornos, luces, nieve (donde halla), y colores verde y rojo por todas partes. También es época de regalos, y de un individuo gordiflón, vestido de rojo y blanco, que se monta en un carruaje tirado por renos (Rodolfo es famoso por su nariz roja). El término navidad proviene de natividad, y está relacionado con el nacimiento del Salvador del mundo (Jesús de Nazareth) ; o al menos es lo que la tradición quiere que creamos.
El mundo entero cae adormecido frente "al encanto" de la navidad. Encontramos ahora que la modernidad nos ha traído cosas nuevas, como el "espíritu de la navidad", que según la tradición, aparece el 21 de diciembre. Momento para el cual, la gran mayoría de las casas, abren sus puertas y ventanas y colocan frutas (especialmente mandarinas), para que tal personaje entre en las casas, con lo cual no sólo "se llenará de navidad", sino también de prosperidad. Es decir mucho, mucho dinero, y bienes para el año próximo. Y a la verdad...¿quien no quiere esto?.
Pero ¿qué es la navidad? ¿cuanto de cierto hay en lo que corresponde a su relación con el Señor Jesús? La verdad es que ninguna relación tiene con Jesús, por consiguiente con su nacimiento. Porque tal parece que el Señor pudo haber nacido entre marzo y abril, o entre setiembre y octubre, pero nunca en diciembre. Ante esto mucho gante dice: !y que importa!. Lo importante, dicen, es que recordemos su nacimiento. Si este es su pensamiento, sepa dos cosas: Primero, que Jesús nunca enseñó que recordáramos su nacimiento, sino su muerte y resurrección. Y lo otro es que si usted celebra navidad, es decir el nacimiento de Jesús en un mes en el cual él no nació, lo  más seguro es que usted sea víctima de ese encantamiento, que tiene sus orígenes en el satanismo.
Al igual que todo lo que ocurre en "el mundo", esta festividad forma parte del poder del maligno, que subyuga el mundo. Y sus orígenes se remontan a Babilonia. Si usted es cristiano y dice "que importa que día nació Jesús, lo importante es recordarlo"; sepa que es un irresponsable, porque usted sin darse cuenta está adorando a Satanás. El 25 de diciembre es una de las festividades del calendario satánico, y eso usted tiene que tenerlo claro. Las fechas que celebra el demonio comienzan con la fiesta de Sanhaim (Hallowen), sigue con la fecha de los muertos y de los santos (1 y 2 de noviembre), continúan con el 4 de diciembre (adoración a Santa Bárbara), luego el 21 de diciembre con la llegada del espíritu de la navidad (el demonio de la navidad), pasa al 25 de diciembre. Luego continúa con el 2 de febrero que es el día de las candelas (o de la candelaria).
Todo nace en Babilonia, y la adoración al sol. Desde los ancestros más remotos, la humanidad adora al sol, de diferentes formas, y esto sin saberlo. Por eso Satanás es llamado el "engañador" (o sea diablo). El solsticio de invierno (el año se divide en 4 etapas, cada una de tres meses), da inicio, dependiendo de la región del mundo, entre el 21 y el 23 de diciembre, siendo el 25 el día en que el sol adquiere protagonismo, porque inicia la temporada de mayor brillo. Sucede que la prosperidad es la gran motivadora en todo esto. Antes del solsticio de invierno, la temporada de noche tiene mayor duración que el día, por lo cual se espera con ansiedad que esto sea revertido. El sol es adorado desde la antigüedad como el dios de la prosperidad, y el mismo ha sido asociado con deidades como Horus, Semiramis, Osiris, Tamuz, siendo este mismo la personificación misma del sol. La presencia del sol asegura buenas cosechas. De hecho en algunas regiones de Europa, se hacen festivales, ferias, rituales y celebraciones.
Pero ¿que tiene que ver esto con el Señor Jesús? Constantino de quien se dice fue el único emperador cristiano, es el culpable de esto. Este hombre estableció un sincretismo haciendo que la celebración a la deidad pagana Tamuz u Horus (es decir el dios sol) que se llevaba a cabo el 25 de diciembre, coincidiera con el nacimiento de Jesús. De esa manera ganaría el favor de los pueblos paganos, los cuales se incorporarían a la iglesia católica. En consecuencia, Satanás había logrado su objetivo, al establecer un día de la paganidad como celebración cristiana.
Entonces las gentes en el mundo, cuando celebran navidad, no están adorando a Jesús sino a Satanás que es al final su objetivo primordial.
El 21 de diciembre es una fecha tradicional para fijar la entrada del solsticio de invierno, pero que casualidad que ese es el mismo día en que la humanidad celebra el día de la llegada del espíritu de la navidad. No es casualidad que las fechas principales están asociadas a festividades satánicas. Este párrafo lo rescato de wikipedia: "Para los países celtas, como Irlanda, genéricamente la temporada de invierno comienza el 1 de noviembre, el día de Samhain. Termina el invierno y la primavera comienza en el Imbolc o la Candelaria, que es 1 de febrero y 2 de febrero" Samhain es Satanás. Si uno lee el Targum pseudo Jonathan que es un estudio rabínico antiquísimo se da cuenta que este personaje tiene gran protagonismo en la caída de Adán y Eva. La festividad de la candelaria tiene su origen en los pueblos celtas, y tiene que ver con la celebración de las fiestas de las candelas.
Realmente si tiene importancia observar que día nació Jesús, y no tomar cualquier celebración y adoptarla como propia, porque en el descuido también hay responsabilidad.  
No hay nada de lindo en la navidad.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
amigo te invito a que visites mi blog se llama "el gran evento cristo viene" habla de cosas muy parecidas al tuyo alguna cosa me escribes un comentario o al correo jesusblog007@gmail.com

Entradas populares de este blog

¿QUÉ PASA CON LA TRIBU DE DAN?

EL SEXTO SELLO:

EL RAPTO Y EL ARREBATAMIENTO